14 de junio de 2007

El que algo quiere, algo le cuesta

Hace algo más de 36 h. que inicié un reto: cambiar el hábito de fumar por otro más saludable (todavía no sé cual). Todos los test decían que mi adicción al tabaco era baja y que por lo tanto no me tendría que costar mucho. Aunque lo cierto es que estas primeras horas están siendo difíciles porque dentro de mí se abre de vez en cuando un debate sobre si caer o no caer en "la tentación".


No fumé; la verdad es que no hubiera pasado nada, pues mi lucha continuaría igual, pero estoy contento de no haberme fumado ese cigarro que tanto me apetecía.

Espero haber empezado bien y que consiga mi objetivo. Ya lo intenté hace algún tiempo, con resultados satisfactorios durante casi un año.

En fin, ahí queda.

2 comentarios:

Jane Eyre dijo...

ME ALEGRA SABER QUE TE MANTIENES FIRME EN TU PROPÓSITO, DEBERÍA SEGUIR TU EJEMPLO Y DEJARLO YO TAMBIÉN. CUENTAS CON MI APOYO. BESOS. DULCE.

ana dijo...

Pablo, pablo, pablo: el hábito saludable que todavía no sabes cual es... está claísimo;
si tenías el hábito de fumar, ahora tendrás o cambiarás al buen hábito de no fumar. ¿ no me digas que no es un buen hábito?
te verás recompensado, !mucho ánimo!