23 de junio de 2007

A por la segunda semana

Hace unos días que cumplí una semana sin fumar; llevo casi diez días. El mono físico ha desaparecido y queda el recuerdo del hábito. Al principio me costó un poco y ahora debo ser perseverante y recordarme que no necesito fumar, que para qué quiero envenenarme, qué me aporta el cigarro que no me aporte otra cosa, alguien.



La primera batalla está ganada. ¿Le ganaré la guerra al tabaco?

2 comentarios:

princesabacana dijo...

Te deseo mucha mucha suerte en tu lucha. Yo he conseguido doblegar al vicio hasta el punto de fumar de vez en cuando y ya está. No está mal, ¿no?

Azid Phreak dijo...

Yo he llegado al nivel de princesabacan también, aunque en épocas de stress es peligroso, porque es muy sencillo recaer. Ahora por ejemplo llevo más de tres meses sin probarlo, pero en vacaciones algún pitillo caerá.

Mucho ánimo y vencerás.