20 de julio de 2007

Big Brother Junior

Sí, ya lo ven, no se hizo esperar mucho. De hecho es en EE.UU. donde planean hacerlo. 40 niños de USA, con edades comprendidas entre los 8 y los 15 años, sin padres, sin maestros, sin pedagogos... todos juntos y sueltos para "organizarse" y convivir en una especie de plató del antiguo Oeste.

Kid Nation, que así se llama el programa que la famosa cadena CBS intenta poner en antena, recompensará al ganador de este espectáculo real con 20.000 $. Todo por catorce horas de trabajo diarias siendo marionetas de productores, guionistas, directores, psicólogos y estrategas de la televisión que intentarán vaya usted a saber qué con estos chavales.

Personalmente, me parece una barbaridad, pero más barbaridad me parece que las asociaciones estadounidenses de padres hayan puesto el grito en el cielo porque los niños iban a trabajar catorce horas diarias, en vez de protestar por el intento de crear un programa que incita la explotación infantil, de la imagen, a poner un precio a tu intimidad, a tu persona (que no tu trabajo), a conseguir dinero fácil (no sé como será en Estados Unidos, pero aquí el que más o el que menos que haya pasado por Gran Hermano ha hecho una turné por los distintos platós de televisión de la cadena anfitriona y además ha montado un bar de copas).

No sé ustedes, pero los programas de televisión infantiles que yo he visto en España siempre se han caracterizado por un carácter lúdico; ponían a prueba las capacidades físicas o intelectuales de los chavales, que luchaban por conseguir un objetivo común o individual, pero que tenía un carácter cultural (véase típico premio de la Enciclopedia Salvat actualizada, ordenador personal, etc.).

¿Están preparados nuestros jóvenes para afrontar la realidad que los adultos les proponemos? ¿Se trata de este caso de una manera de pervertir las mentes vírgenes y, con quince años ya no tan vírgenes, de estos chavales que empiezan su vida? ¿No piensan estas personas en los posibles traumas que pueden afectar a estos chicos en el transcurso del programa?

Ya nos estábamos cargando la infancia con los programas para adultos... ahora pretendemos desterrarla de nuestro ser para siempre.

Más información en el diario El País.com
.

1 comentario:

Azid Phreak dijo...

[Modo irónico:ON]Me parece un programa estupendo para que intervenga el joven Nezareth Castillo, el pequeño predicador peruano al que te referías hace un par de días.[Modo irónico:OFF]

Miedo me da la panda de bichos raros que estamos criando. No quiero ni pensar que será de ellos dentro de diez años (quizá menos).