21 de julio de 2007

Del límite a la libertad de expresión

No he podido pegar ojo por el calor en toda la noche, y eso que me recogí más o menos cansado después de una deliciosa cena en buena compañía y con el consabido combinado de whisky, para acabar la velada, en las fiestas patronales de un pueblo cercano.

Trasteando el dial de la radio, en mitad de la oscuridad y con los ojos abiertos como platos, escucho la noticia del "secuestro judicial" de la edición de esta semana de la revista satírica "El Jueves". Sí, "El Jueves", la revista que sale los miércoles y que todos los varones de este país hemos ojeado por activa o por pasiva en los únicos refugios (cada vez menos) del machismo pre-constitucional: las barberías (que en un último esfuerzo por no convertirse en peluquería actual te afeitan hasta la cabeza y te tintan el pelo, si te dejan alguno).

El caso es que dicha publicación puso en portada a los príncipes de Asturias rememorando "la caidita de Roma" (como diría Chiquito de la Calzada) con un texto que parodiaba la ayuda de 2.500 € para los nuevos nacimientos, propuesta por el Gobierno. En el dibujo el Príncipe aparece diciendo (cito):
- ¿Te das cuenta? Si te quedas preñada... ¡esto va a ser lo más parecido a trabajar que he hecho en mi vida!
La cara de Doña Letizia en la caricatura es toda una oda a la estupefacción.

Estupefacto, y también
preocupado, tuvo que quedarse el magistrado Del Olmo cuando conoció el tema de la caricatura en portada. Seguro de que dicha revista podría haber cometido un delito de injurias a la Corona Española ha ordenado, a instancias de la Fiscalía, la retirada de los kioscos de todos los ejemplares, así como de los moldes utilizados para la tirada y de la web de la revista, según informaba la Cadena SER en su informativo de las 6:00 am. de hoy (he dicho ya que no podía dormir, ¿verdad?).

Los responsables de la revista "El Jueves" reconocen que la portada era comprometida pero que no veían insulto por ningún sitio que pudiera dar lugar a la censura o imputación de un delito. De hecho, según José Luis Martín (coeditor de la revista) han recibido "toques de atención" en alguna ocasión por parte de la Casa Real, mas ellos saben que tienen el beneplácito del Rey, a quién le gusta leerla.

La polémica está servida en todos los medios de comunicación: ¿se está atentando contra la libertad de expresión? ¿Contra la libertad de prensa? ¿En qué se basa el juez Juan Del Olmo para prohibir la comercialización de este número de "El Jueves"?

Según el diario La verdad, en su edición digital, el magistrado se ha fundamentado en los artículos 490 y 491 del código penal español vigente:

Artículo 490.3. «El que calumniare o injuriare al Rey o a cualquiera de sus ascendientes o descendientes, a la Reina consorte o al consorte de la Reina, al Regente o a algún miembro de la Regencia, o al Príncipe heredero de la Corona, en el ejercicio de sus funciones o con motivo u ocasión de éstas, será castigado con la pena de prisión de seis meses a dos años si la calumnia o injuria fueran graves, y con la de multa de seis a doce meses si no lo son».

Artículo 491. «Las calumnias e injurias contra cualquiera de las personas mencionadas en el artículo anterior, y fuera de los supuestos previstos en el mismo, serán castigadas con la pena de multa de cuatro a veinte meses (...) Se impondrá pena de multa de seis a veinticuatro meses al que utilizare la imagen del Rey o de cualquiera de sus ascendientes o descendientes, o de la Reina consorte o del consorte de la Reina, o del Regente o de algún miembro de la Regencia, o del Príncipe heredero, de cualquier forma que pueda dañar el prestigio de la Corona».

Para la mayoría de los medios, la medida ha sido desporporcionada: El diario El País habla de "secuestro inútil", El Mundo lo califica como "grave error", La Razón da una de cal y otra de arena destacando el carácter difamante (todavía por demostrar) y recordando al juez otros casos que requerían también su atención y para los que adoptó una actitud más bien pasiva; y el ABC habla de una actuación ajustada al derecho. Eso solo en España, porque la BBC inglesa, Il Corriere della Sera italiano y el diario Clarín de Argentina se hacen eco de la noticia, según informa la versión digital
del diario 20 minutos.

La actuación del juez Del Olmo no ha hecho más que publicitar más aún la portada de dicha revista que se puede ver en todos los diarios y webs de habla hispana (menos aquí, no vaya a ser que nos la carguemos) y dar que hablar a los diarios sobre la libertad de expresión.

Mi humilde opinión: tanto si el autor de la caricatura ha dibujado a los Príncipes de Asturias como si son Tom Cruise y Katie Homes (como él afirma) creo que ha sido un error publicar esa portada. Se debe mostrar respeto hacia las personas, hacia su dignidad e intimidad. Si una persona se puede sentir ofendida por algo reproducido no debemos excusarnos con el argumento de la libertad de expresión, a lo que tenemos derecho, sin duda. Si tu derecho fundamental solapa otro derecho fundamental mío tenemos un conflicto que hemos de solucionar.

Imagino que a nadie le gustaría ser portada de una revista satírica y aparecer con su novia/o, esposa/o, amante o perro en una actitud que queda reservada para la intimidad, a no ser que uno quiera lo contrario, claro.

Solo de esta manera conseguiremos la auténtica libertad sin prejuicio.

"Libertad sin prejuicio", graffiti de Sizerom, Lima (Perú).
Todos los derechos reservados. Sizerom © copyright 2005

5 comentarios:

SIZEROM dijo...

Y ESA FOTO COMO LA ENCONTRASTE JEJEJE... SALUDOS DE SIZEROM :)

CHAU

Quijote XXI dijo...

Hola, Pablo, felicidades por tu blog. El tema de la portada del jueves es algo que me tiene verdaderamente indignado. Creo que el estado de derecho tiene herramientas suficientes como para que, si te sientes ofendido o atacado en tu honor, puedas acudir a un juzgado a denunciarlo. Porque, que yo sepa:
- en ninguna parte de susodicha portada pone que los representados sean los principitos.
- por tanto, y al tratarse de una caricatura, el sentirse aludido, puede ser subjetivo, ya que una caricatura no es un fiel reflejo de la realidad
- no se produce ningún revuelo nacional cuando Carlos Latre, ó Manel Fuentes, imitan al Rey, y sí que dicen que le están imitando, y en muchas ocasiones también hacen "ofensas a la corona"
- y por último, todo esto está siendo una campaña de publicidad bestial y gratuuita para El Jueves, por lo que me imagino que estarán brindando con cava, e imaginando nuevos guiones para su revista.

Esto se está convirtiendo en un país de carcas.

Pablo dijo...

¿Cómo va eso, Quijote?

Coincido contigo en que el estado proporciona las herramientas necesarias para que se protejan todos nuestros derechos. Pero existe una cuestión muy importante: el abuso del derecho a la libertad de información que ejercen muchas publicaciones que, en cuanto se sienten un poco atacadas (con razones de por medio) se acogen a este derecho como si fuera un comodín y, según un colega que trabaja en el prensa, esto sucede muy a menudo.

El tema de las libertades de expresión y de información es muy delicado, porque en el momento en que se "tocan" saltan las alarmas sobre el estado del país.

En fin, en cuanto a lo de "El Jueves", las caricaturas representaban claramente a los príncipes, porque si no hubiera un extremado parecido físico no serían sus caricaturas; es cierto que el juez lo único que ha hecho es dar más publicidad al asunto de lo que tendría y cuantas personas parodian al rey y la familia imagino que serán muy conscientes de que lo hacen sobre una institución importante para nuestro país.

En definitiva, viva la libertad de expresión, viva la libertad de información, pero con respeto a los ciudadanos (sean quienes sean).

Saludos.

Pablo dijo...

Hola Sizerom:

La foto la conseguí buscando en el todopoderoso (por ahora) Google. Haciendo clic en tu nombre o sobre los derechos reservados hay sendos enlaces a sitios en donde podemos encontrar más imágenes de tus obras.

Muchas gracias por todo.

Priscila dijo...

Comparto vuestros comentarios: viva la libertad de expresión, el respeto hacia el cuidadano,.... pero me ha parecido una medida fuera de lugar que vaya la guadia civil a los puntos de venta retirando el producto.
Creo que la familia Real se debería sentir más herida cuando les ponen como retrasados mentales en el programa de radio "Anda ya" de los 40, cuando los parodian en programas tipo Buenafuente,...
Tengo mis dudas de que esto no haya sido una estrategia de Marketing bestial, pues seguro las ventas del número de esta semana han subido y las visitas a la web ni os cuento.

Si no se hubiera retirado la revista de la venta ni la quinta parte de la gente se hubiera enterado, entonces ¿por qué se ha retirado?