8 de julio de 2007

Prince: tú sí que sabes

Alguien dijo una vez en televisión que los discos es el principal medio de promoción que tienen los músicos. La venta de discos no les proporciona grandes beneficios, sino más bien las entradas vendidas para sus conciertos. Por eso, decía este comentarista, los discos deberían repartirse como regalo con el detergente, como si fuera publicidad o una muestra de champú.

Entonces este argumento lo empleaba para justificar las críticas sobre los precios abusivos de los discos de música que en los últimos tiempos se movían entre las 3.000 y las 5.000 de las antiguas pesetas (entre los 18 € y los 30 €). Hoy en día la idea no parece tan descabellada, ya no por el precio de los CDs (que ha bajado en la mayoría de los casos), si no por el auge de los programas P2P y el progresivo cambio hacia un nuevo formato de reproducción.

Algo así ha tenido que pensar Prince, quien sin duda ve como sus verdaderos ingresos surgen de los conciertos y no tanto de la venta de discos. El extravagante cantante ha decidido repartir el próximo 15 de julio gratis, junto al rotativo Mail on Sunday, su próximo disco, Planet Earth, al menos en Reino Unido. El periódico británico está haciendo una fuerte campaña y ya se puede solicitar una reserva del disco a través de la página web, así como escuchar un adelanto, pocos segundos en verdad, de este disco.

Sin duda, muchos músicos van a estar pendientes de la evolución de este proyecto, por si tienen que hacer lo mismo. Las que no lo ven bien son las
compañías discográficas (que precisamente tan mal trataron a Prince en los 90) que tienen que andar a estas horas clavando pinchitos en un muñeco de vudú con la foto de Prince en la cabeza.

Puede que estemos ante otro cambio de tendencia en la distribución, en una evolución en el mundillo de la música (que no en la Música en sí).

2 comentarios:

boop dijo...

Ahora que nos van a invadir nuevas formas de escuchar (y de ver) la música, qué quieres que te diga, primo, a mi me sigue gustando ese rsssrsss de fondo de los añorados discos de vinilo.
Quedan como el pequeño reducto para los que creemos que, en cuestiones musicales, casi siempre cualquier tiempo pasado fue mejor, sin desdeñar por supuesto los buenos (pero pocos) músicos de ahora.
Besos.

Azid Phreak dijo...

No tenía ni idea de esta arriesgada pero admirable iniciativa de Prince, antiguamente llamado "simbolo raro".

Estoy totalmente de acuerdo en que los que se llenan los bolsillos con los discos son los productores. A los artistas consagrados lo que les cunde, como bien dices, son las actuaciones y conciertos.

En el caso de la gente que empieza el caso es totalmente opuesto, pues necesitan vender sus maquetas y discos para conseguir financiación.

Es por ello que apoyo la gran iniciativa de Prince (en mi opinión, uno de los mejores músicos de los últimos tiempos -rayando la genialidad- a pesar de su extravagancia). Muchos ojos estarán estudiando el caso por si suena la campana.

Si Ramoncín y TEddy Bautista levantaran la cabeza...