2 de agosto de 2007

Cada vez que hablas sube el pan

Continúo sin ordenata y esto me hace pasar grandes ratos de aburrimiento sin poder hacer cosas provechosas, además de mimar este blog. Confío en que antes de que acabe esta semana me llamen de la tienda de ordenadores y me digan eso de "ya puedes pasar a recogerlo" (dulce melodía para mis oídos).

He elegido este título para la presente entrada inspirado en una noticia que recogía en El País.com hoy, en donde se decía que el pan iba a subir estos meses porque el trigo blando que se emplea para la elaboración del mismo, así como para bollería, galletas y cereales infantiles ha subido en nuestro país tan solo un 50 % en el último año, frete al 70 % del resto de Europa. Vamos, que nos tocará pagar más por comprar una barra de pan en años venideros.

No sé ustedes, pero yo, que soy de pueblo y que no vivo en una gran urbe como Madrid, siempre he comprado pan en una panadería de las de toda la vida, con horno de leña. Ni que decir tiene que eso si que es pan y no lo que te venden en ciertas grandes superficies o establecimientos dedicados a la "repostería".

En las panaderías de mi pueblo la chapata, baguette, pan de pueblo, pistola y esas cosas no existen. Aquí se hacen barras de pan de 1/4, de 1/2, de 1 kilo o 2 kilos, sin sal, con sal, tierno, "recocío", integral o normal. También se hacen panes redondos con diferentes pesos, además de los colines o "sequillos". ¿Qué quieren que les diga? Este tipo de pan sí que está bueno y menudos bocadillos pueden hacer, porque ya me dirán ustedes qué cabe en una baguette de esas: necesitas una entera prácticamente (corriendo el riesgo de que alguien te recuerde la flauta que te estás comiendo), no le cabe apenas nada y lo que le metas cuelga o se sale. En resumen: un rollo.

Pero, bueno, ¿qué tiene que ver todo esto con el título? Realmente no mucho. La noticia me ha recordado un dicho popular: "cada vez que hablas sube el pan".

Este dicho tiene una connotación negativa. La subida del precio de unos de los productos básicos de nuestra dieta es realmente malo. ¿Puede ser peor? Sí, claro; si en cima de cobrarte a precio de mercado, te estafan con un pan malo, con poca harina, que adquiere una textura parecida al chicle cuando lo masticas, duro o sin gracia. Y, por su puesto, uno que ha estado comiendo buen pan toda su vida (vamos, lo que lleva de ella), se encuentra con las incomodidades del progreso y piensa si realmente no vamos para atrás.

Alguien me dijo que cuando sube el pan, malos tiempos se avecinan. Yo, por si acaso, me andaría con ojo.

5 comentarios:

Azid Phreak dijo...

Ciertamente es una noticia muy mala, pues como bien dices, si comienza a subir lo básico, el resto no se quedará atrás.

En cuanto a la calidad del pan, estoy totalmente de acuerdo. Yo vivo en ciudad (Santander) y el pan es realmente pésimo. Es triste, pero cierto.

Los fines de semana que puedo escaparme por la provincia, suelo comer pan del bueno, del que puedes ver hacer la masa y degustar como si fuera caviar con solo un poco de chorizo que lo rellene. Y que rico está con un poquito de aceite...

Madre mía, no se porqué hablo de estas cosas a estas horas de la mañana. Ya empieza a apretar la gusa...

Priscila dijo...

Vaya rollo, pues si empezamos a subir el precio de los productos de primera necesidad no os cuento que pasará con la gasolina, tabaco,...Recuerdo que en mi pueblo yo compraba el pan cuando valía 35 pesetas, !!!que tiempos aquellos!!!

Después de estar viviendo unos añitos en Valencia capital he vuelto al pueblo y la verdad es que no me había dado cuenta de lo que echaba de menos ir a la típica panadería de pueblo.
Ahora me cruzo con los abuelitos que llevan la bolsa de pan de tela debajo del brazo, de que no hay caja registradora sino un cajón de madera, de que la señora mientras te despacha está haciendo el cocido en la trastienda, de que efectivamente hay 3 ó 4 tipos de pan,de que desde abuelos a nietos todos se vuelcan al negocio y algún sobrino sin oficio ni beneficio...uuummmm me encanta esa sensación, que le vamos a hacer me gusta el pueblo.

Mi pan preferido es uno que compraba mi abuelito cuando yo era pequeña. Es un pan redondo con mucha miga que con un poquito de aceitito y sal está riquísimo.... estoy salibando.

lucy liu dijo...

A estas horas no se puede hablar de esto, que hambre entra...
Parece mentira, pero no hay derecho a estas subidas tan abusivas, porque no solo sube el pan es que sube todo, en fin...prefiero recordar buenos tiempos cuando era pequeña e iba al pueblo de mis abuelos, aquello si que era pan,eran redondos y se llamaban tortas, del estilo del pan candeal. Mi abuela por la mañana cortaba unas rebanadas y las freia ..menudos desayunos.Hoy por hoy lo he intentado pero ya no es lo mismo el sabor se ha perdido.
Aunque hace poco que estuve en un pueblo de La rioja alta, y pude comprar pan del de toda la vida, en un horno/panaderia de esas que estan cerradas pero que si llamas a la puerta sale el hombrecillo y te vende el pan. Menudo bocadillo de queso que me comi...

PD: felicidades por el blog, que aun no me habia decidido a comentar, jeje

Pablo dijo...

Por cierto: el precio de la leche también sube y con ellos el resto de los lácteos.

Gracias a todos por vuestras visitas y comentarios.

GersonD'pZ dijo...

Fijate que estoy por abrir mi negocio propio en el ramo de la panificacion y realmente te digo, me he puesto la mano en toda mi conciencia y principalmente mi deceo es ayudar a quienes no tienen un quinto para comer. Donde yo vivo tengo muchos acentamientos y es donde mas desnutricion veo imaginate tu dando de comer al que no tiene creo que eso seria el logro moral mas grande que una persona pueda hacer. Bueno gracias por tu post me animo mucho bye!!!