6 de agosto de 2007

Comunicarse está chungo, muy chungo.

Si ojean hoy el diario El País, o se acercan por su web, pueden leer una noticia muy interesante sobre un usuario de una compañía de telefonía móvil (no vamos a decir cual) que ha conseguido que en una Junta Arbitral se le devuelva la penalización que cobró a un usuario por darse de baja ante la subida de tarifas que aplicó el pasado 1 de marzo. El chaval estaba la mar de contento. En fin lo explica con pelos y señales en su blog Diario de un moviladicto.

Lo cierto es que en muchos casos, la gente tiene la sensación de que el tema de las telecomunicaciones (telefonía e internet) está "muy chungo". Es increíblemente fácil contratar un producto a través del teléfono y difícil romper ese contrato que en muchos casos no firmas o no te indican donde leerlo.

Los usuarios de a pié no estamos muy al loro de esto, pero seguro que si un abogado revisara el contrato que hemos aceptado podría decirnos la cantidad de cláusulas abusivas que este tipo de compañías nos cuelan. Y todo empieza en la publicidad.

Véase, o mejor dicho, óigase este ejemplo. Un internauta que está interesado en una oferta de una compañia de cable muy importante en España. Este señor decide grabar la conversación entre la operadora y él. Escúchen haciendo clic aquí.

Oír para creer.

1 comentario:

Azid Phreak dijo...

Escalofriante documento. La verdad es que la indefensión ante la que nos encontramos los consumidores de este tipo de compañías es brutal.

Por cierto, el timo de Ono lo también lo descubrí "por las malas" al ir a la oficina a contratarlo. Menos mal que mi santa es más lista y rápida de lo que seré yo nunca y preguntó hasta el color de la factura. Ni que decir tiene que sigo sin Ono...

Cada día nos parecemos más a una república bananera...