16 de septiembre de 2007

Cuestión de peso

Quienes se sienten un poco pasaditos de peso están de enhorabuena: el kilogramo pierde peso. El cilindo de plantino e iridio que se conserva en el Museo Sevres Paris (Francia) ya no pesa lo que hasta ahora representaba desde 1889. El caso es que desde entonces ha perdido 50 microgramos y los científicos no saben por qué. No obstante la teoria más plausible es que al emplear dos materiales en la construcción de este objeto se de una realación entre los átomos algo inestable que provoque el cambio en la masa. Es más, se baraja la posibilidad de sustituirlo por una esfera de cristales del isótopo Silicio-28, puesto que se utilizaría un único tipo de átomo y esto provocaría una estabilidad en su masa.

En fin, que lo que les decía. Si van a la báscula en breve descuéntense 50 microgramos por kilo y vayan felices a degustar los últimos helados del verano.

1 comentario:

Azid Phreak dijo...

¿Y no puede ser que la pieza haya adelgazado? Seguro que también tiene su corazoncito. Estos científicos...