3 de enero de 2008

Murcia, leyenda y misterio

A veces, cuando nos vamos de vacaciones, solemos dejar de lado un poco la cultura del lugar escogido. No está reñida la diversión con la cultura, aunque se vaya buscando sol y fiesta. Por eso, me hago eco de una noticia que habla sobre la presentación de un libro titulado Murcia, leyenda y misterio, del autor Benjamín Amor. En él se cuentan 15 historias de la Murcia misteriosa que, sin duda, pueden servir de estímulo para el visitante, a la par de una excelente inyección de cultura.

Murcia tiene su historia oculta: leyendas de fantasmas que han pasado de abuelos a nietos. El escritor Benjamín Amo ha reunido 15 en su libro Murcia, leyenda y misterio, que presenta esta semana.

20minutos.es
Según Amo, en Murcia es famosa la maldición del Teatro Romea por la expropiación de los terrenos a los frailes de Santo Domingo. Ellos vaticinaron tres incendios y hasta ahora ha sufrido dos.

Entre las leyendas, la de un palacete de la calle Siervas de Jesús de Murcia en el que un noble degolló a una novicia de la que estaba enamorado.

Cartagena, la más oculta
La catedral de Cartagena ha entrado en el capítulo de leyendas. De ella se dice que es la más antigua de España, fundada por el apóstol Santiago, que desembarcó en la ciudad. También se habla de apariciones nocturnas de una mujer que fue emparedada en el castillo de la Concepción.

Más de un pescador asegura haber visto el fantasma de una princesa rusa asesinada por el propietario de la isla del Barón. Los de Escombreras, El Portús y La Azohía hablan de una nao fantasma que aparece al alba del día de la Virgen con un cañonazo.

De Jumilla recoge la historia de una niña que fue abducida por los extraterrestres en 1947. En esta misma ciudad, un profesor patentó un platillo volante en 1955.

Otra leyenda es la de los lamentos que se escuchan en la biblioteca de Alcantarilla al caer la medianoche. En ese edificio estuvo la sede de la Inquisición en el siglo XVIII.

También está la historia del robo de la auténtica Cruz de Caravaca por modernos Templarios que se la llevaron antes de la Guerra Civil.


Cartagena. La visita de Drácula
En la I Guerra Mundial desembarcó en Cartagena un ataúd que nadie reclamó hasta que alguien lo pidió en A Coruña. Fue transportado por carretera, con sucesos de vampirismo a su paso. Al final se lo quedó un noble serbio que vivía en Alhama.

Murcia. La casa encantada
En el siglo XI, la familia Saavedra tenía un palacio en la plaza de Santa Eulalia. La esposa de uno de ellos, le fue infiel en el palacio. Desde entonces, cada noche el fantasma de la dama aparece en los tejados entre horribles lamentos.

Sierra Espuña. Santuario maldito
En Sierra Espuña hay un antiguo sanatorio para tuberculosos abandonado desde 1962. Tras diferentes aperturas para otros usos, volvió a cerrar por los testimonios de apariciones de una mujer y de puertas y ventanas que se cierran.

Publicado por Andrés Campoy en Archena News.
Fotografía del Alcázar de la Vera Cruz (Caravaca de la Cruz, Murcia): Antonio.

3 comentarios:

Azid Phreak dijo...

Cuanto más te leo más ganas tengo de visitar tu tierra amigo. De todas las historias sólo conocía la del sanatorio de Sierra Espuña. El resto me parecen igual de interesantes y atractivas.

Espero no tardar mucho en visitar tan mágica región.

Un saludo y "que te traigan mucho los reyes" ;-)

CresceNet dijo...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.

Editorial Nemira dijo...

I Convocatoria del Premio Prologando a los clásicos.



Editorial Nemira, en su afán por sacar nuevas voces al panorama literario, emprende un proyecto original. Dentro de nuestra próxima colección Literatum, donde publicaremos grandes obras clásicas con un estilo fresco, abriremos una puerta a todo aquel interesado en prologar dichas obras.

La primera obra de la colección, objeto de esta convocatoria, será El retrato de Dorian Gray, del autor irlandés Oscar Wilde.

Si quieres participar consulta las bases visitando www.editorialnemira.com