15 de julio de 2008

Es una barbaridad que se cumplan nuestros derechos

Hace unos días, apareció una noticia en ADSL Zone, una web dedicada al mundo del ADSL en España (muy recomendable, por cierto), en la que se comunicaba que el Gobierno iba a exigir a las operadoras que garantizaran como mínimo el 80 % de la velocidad contratada por los usuarios.

La noticia me pareció muy interesante en tanto en cuanto, ya era hora de que el Consejo de Gobierno de esta nación pretenda tratar dignamente a sus ciudadanos. El caso es que poco después, las operadoras han calificado como "barbaridad" la intención del Gobierno central. Alegan que en la velocidad de las conexiones ADSL influyen "múltiples factores, siendo la distancia entre el hogar y la central el más importante, además de motores de los ascensores, las puertas eléctricas de los garajes o generadores de energía. Por tanto es imposible predecir con exactitud la velocidad real que un cliente va a alcanzar".

Lo cierto es que éste es un problema al que no se le puede responsabilizar al cliente. Si una empresa me ofrece un producto, el producto ha de cumplir con todos los requisitos que anuncia poseer, de lo contrario estaríamos ante una estafa.

No cortos, ni perezosos, la UCE (Unión de Consumidores Españoles) exige (¡claro que sí, hombre!) que las conexiones de ADSL cumplan con el 100 % de la velocidad contratada. Como plantea en un comunicado publicado en su web: La Unión de Consumidores entiende que este planteamiento (la exigencia del cumplimiento del 80 % mínimo propuesta por el Gobierno) implica la aceptación previa por parte de Industria (se refiere al Ministerio) del incumplimiento de los contratos de conexión ADSL de los usuarios españoles, y que si es así, se debería también exigir a estos el pago del 80% del coste de los servicios contratados, de esta forma se lograría el equilibrio entre las partes.

Como ven, la partida de pocker se ha puesto en marcha. Y como en cualquier partida de este juego podrá ganar el que mejores cartas tenga, el que más dinero posea o el que mejor aguante el farol. De todas formas, parece ser que las operadoras, en esta partida, van a ser las escarmentadas después de mucho tiempo incumpliendo la ley y haciendo oídos sordos a las reclamaciones y malestar general entre sus clientes.

No hay comentarios: