12 de febrero de 2009

Un ejemplo de deportividad

Seré muy breve.

Este mediodía, mientras comía con algunos compañeros de trabajo en un bar, la presentadora del telediario de La sexta destaca un hecho poco habitual en el fútbol. La noticia se basaba en el caso del entrenador del Sporting, en categoría alevines, quien ordena a uno de sus jugadores a tirar fuera en un penalti a su favor, al percatarse de que éste no había sido justo.

La cara del chaval, que no daba crédito a sus oídos, era todo un poema y expresaba claramente, como luego él mismo diría, que el entrenador se había vuelto loco. Sin embargo, no he visto todavía a nadie más coherente y justo en el deporte que David Caellas, que así es como se llama el técnico.

El entrenador del Sporting alevín no solo enseña a jugar al fútbol, si no que además educa a sus jugadores de forma envidiable. Es todo un ejemplo a seguir.

Al término de la locución de la noticia, el bar rompió en un aplauso.

No hay comentarios: