6 de noviembre de 2010

Me pregunto

2 comentarios:

Azid Phreak dijo...

Hombre... En su contexto tiene sentido. Supongo que lo haya dicho el Papa a los cristianos católicos que hayan asistido a escuchar sus palabras. Si va dirigido a ellos está claro que la laicidad en ellos es un problema, pues su compromiso es todo lo contrario.

Creo que en frases como esta hay siempre que identificar al público objetivo, pues es la única manera de comprender el mensaje en si mismo. A mi, por ejemplo, no me extraña ver a Jorge Javier Vázquez animando a la promiscuidad, o a Laporta apoyando a su qeridísima cataluña, etc... Que el Papa ataque es laicismo ante miles de fieles me parece lógico (es su "trabajo"). Lo que no me parece logico es que se piense que el mensaje es para todo el mundo, pues cada cual debería saber si se siente objetivo del mismo o no.

En fin, otra vez que me he enrrollado amigo. No se si se ha entendido el mensaje (espero que si), pero es que yo, por ejemplo, no me siento "atacado" ni extrañado con esa frase, pues creo que va destinada a otro público objetivo.

Un saludo!

Pablo Alcolea dijo...

¡Hombre, Azid!

Pues estoy de acuerdo contigo, porque si bien es cierto que el viaje del papa era pastoral e imagino que hablaría para los católicos. Pero no hemos de confundir laicismo con anticrericalismo, en tanto en cuanto el primero defiende la asepsia religiosa en la vida del Estado (separación Iglesia-Estado) y la otra ataca a, lamentablemente, a la iglesia católica.

En una democracia, donde conviven tantos credos, el Estado ha de ser laico, pues el estado somos todos. Lo justo es que no se otorguen privilegios a unos sobre otros.

Por cierto, tú nunca te enrollas; un saludo y gracias por pasarte y opinar.

¡Hasta pronto!